lunes, octubre 09, 2006

Reseñas | Cine: "World Trade Center"


Director: Oliver Stone
Intérpretes: Nicolas Cage, Michael Peña, Maggie Gyllenhaal, Maria Bello, Stephen Dorff, Michael Shannon, Dona Murphy.
Año: 2006

Larga polémica rodeaba a esta película desde que se conoció el proyecto, sobretodo en torno a la conveniencia de realizar una tarea así con el acontecimiento sobre el que se basa tan reciente. Ya se conoce la reticencia de los EEUU en torno a estas cosas, pero desde ya puedo decir que seguro que al verla han cambiado de opinión. Y los de “fuera”, los que también lo vimos desde la distancia, los que no estábamos tan reticentes, nos hemos alineado en la opinión conjunta que, seguro, todo el mundo tendrá después de ver World Trade Center: que es una película magnífica. Una película imprescindible, por ser una ventana abierta de par en par a una de las tragedias más horribles de la historia moderna de la humanidad. Pero, ¿necesaria? Eso ya es más personal. Yo personalmente creo que si. No cicatriza ninguna herida, porque esa no es precisamente la labor del cine, pero desde luego no reabre tampoco ninguna. Ayuda, eso si, a comprender. Actitudes y comportamientos. A observar y puede que a aprender. En resumen: no deja indiferente.

Ya el nombre del director, era para mí al menos, una garantía. Pero tampoco podía evitar la sensación de que sería un trabajo excesivamente lacrimógeno y patriótico, quizás hasta rayar lo insoportable. Pues bien, me equivoqué. Y me alegro. Y me alegro de haberla visto para comprobarlo. Porque, por decirlo de alguna manera, ninguna gran bandera de los EEUU se ve ondeando al viento en ninguna escena de la película. Como dije anteriormente, Stone se decidió por realizar un retrato, muy duro y crudo, sobre la experiencia de varias personas que estuvieron relacionadas con la tragedia. Tanto como que quedaron enterradas bajo toneladas de escombros. Pero la historia que se cuenta, además de ser la de ellos, es la de sus familias, sus amigos, sus compañeros. Porque una tragedia de esta magnitud está más allá de las personas, de las amistades y las relaciones. Y esto es algo que retrata absolutamente a la perfección esta película: ese halo de solidaridad brutal que se creó entre ciudadanos, ese afán de ayudar y colaborar aparece durante todo el metraje de manera importante, y es uno de los pilares sobre los que se sustenta la trama.

Otro son, claro, los magníficos actores. Nicolas Cage y todo el reparto están fantásticos, sencillamente. Tengo que reconocer que a la mayoría de actores no los conocía, pero son adecuados y perfectos para sus papeles hasta decir basta. Lograr articular una enorme cantidad de emociones y crear momentos duros, muy duros, que provocan que el espectador se emociones constantemente, con diálogos pronunciados en situaciones extremas.
Y no olvidemos que también ayuda a todo ello la increíble ambientación formada de la NY apocalíptica que presenciamos esa mañana del 11 de Septiembre de 2001. Las columnas de humo, las pilas de cascotes, la ambientación asfixiante de sentirse bajo 6 metros de piedra y metal… ¡todo eso se vive! Es, realmente, un gran logro. Además, el director ha optado por omitir ciertos momentos más tensos de lo normal, o que podrían herir innecesariamente: no se ve directamente ni a los aviones colisionar con las Torres, ni a éstas desplomarse. Pero se sabe cuando ocurre, se utilizan otros efectos (esa sombra fugaz en forma de avión, ese estruendo semejante al de un terremoto) que son igualmente crudos, sino más efectivos incluso. Una gran labor a todos los niveles.

Pero claro que hay algunos puntos negativos, pequeños. Frases grandilocuentes y quizás innecesarias (muy pocas), alguna situación forzada y algún personaje exagerado (como el marine), pero son lunares que se dejan pasar porque no entorpecen para nada la buena labor de este filme.

Claro está, tampoco se mete en temas políticos. Lo que se cuenta es lo que hay. World Trade Center no ayuda a entender porqué pasó lo que pasó, ni culpabiliza a nadie de ello. Se centra en rescatar otras cosas del (imposible) olvido colectivo, se encarga de mostrar el suceso más horroroso que recordamos, y del que muchos fuimos testigos. Recupera, exactamente, lo que jamás deberíamos olvidar. Es una película imprescindible.

PUNTUACIÓN: 8/10